sexta-feira, março 26, 2010

Si ha de triunfar el fuego sobre la forma fría

Si ha de triunfar el fuego sobre la forma fría,
descifraré a María, hija del fuego;
la elegancia del fuego, el ánimo del fuego,
el esplendor, el éxtasis del fuego.


Fuego que cierta noche fue fauna y flora frágil
entre mis brazos. Fuego corporal y divino.
Animal fabuloso. Sagrado. Desangrado.


Novia. Animal gustado noche a noche, y dormido
dentro de mi animal, también dormido,
hasta verla caer como una estrella.


Como una estrella nueve meses fijos
parada, estremecida, muelle, blanca.
Atada al aire por un hilo.


Por un hilo estelar de fuego arrebatado
a los dioses, a tres mil metros fríos
sobre la línea muerta del Pacífico.


Allí la cordillera estaba viva,
y María era allí la cordillera
de los Andes, y el aire era María.


Y el sol era María, y el placer,
la teoría del conocimiento,
y los volcanes de la poesía.


Mujer de fuego. Visible mujer.
Siempre serás aquel paraje eterno.
La cordillera y el mar, por nacer.
La catástrofe viva del silencio.




De "La vuelta al mundo"

Hace rato que no leía a Gonzalo Rojas... para mi es y sera el más grande, así es gente, más que el mismisimo Nicanor.

1 Comments:

Anonymous Anônimo said...

ayayay, si ha de triunfar el fuego sobre la forma fría, toda una arenga, un manifiesto, es algo para mí precioso cuando se logran poner las cosas en un mismo estado, el paisaje, el amor, la muerte, la eternidad, la política, la realidad, la poesía entre nosotros y con nosotros, dicho aquí en palabras, si ha de triunfar el fuego sobre la forma fría sería este poema, no sé si me entiendes, que es para mí una lumbre en el frío y la oscuridad de esta época que nos está tocando vivir, cuando nos habla de algo tan tangible, es fuego que nos está alumbrando, es vida, provoca algo, y redime a esa mujer vejada como estamos siendo vejados todos por la opresión, en mayor o menor medida, nos guía en la oscuridad cuando vemos un resplandor, yo no sé en realidad si estamos en la total oscuridad, pero cuando logras ver estas cosas, las ves resplandecer, te puedes dar cuenta por un momento en la oscuridad y el frío que vivimos diariamente, por lo que no resulta tan sorpendente por ejemplo que tengamos al presidente que tenemos, peor que forma fría, algo que se nos presenta sin forma y fría, dá escalofríos, en l fondo sabes que detrás está la forma fría y siniestra que siempre nos han intentado imponer, pero ésta poesía permite ver estas sombras que vienen de otros tiempos en el que la forma fría era tan definida como la línea del océano, para qué decir que seguimos siendo fuego, y eso nos guía, aunque andemos como apagados casi siempre, cuesta mucho. grandes los poetas, grandes los que se atreven, grandes esos muertos, grande el hombre libre.

maxi

11:06 PM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home