segunda-feira, dezembro 04, 2006

SEÑOR LICENCIADO:

Creo que el fin de semana me quedaron hartas cosas por decirte, es que creo que las emociones son un poco difíciles de verbalizar, sobre todo en el momento en que las sientes con mayor intensidad y crees que si las dices se te van a salir de un sopetón por los ojos.
Tu no logras dimensionar el inmenso amor que siento por tí, no sabes lo mucho que me cuesta resignarme que ya eres un hombre y no un niño al que tengo que proteger por sobre todo. Me da una cosita extraña pensar que vas a tener que tomar tus propias desiciones las cuales te van a acompañar por el resto de tu vida, pero lo que sí tengo claro es que sea cual sea, vas a tener todo mi apoyo, el mismo apoyo que te he brindado durante todos estos años.
Solamente nosotros dos podemos dimensionar la complicidad que nos une, la secuencia de historias, hechos, que nos han ligado durante toda nuestra vida, te amo hermano mio, te amo como se ama a un hijo y a un hermano, te amo porque eres un gran hombre y te amo porque sigues siendo mi pequeño.
Sólo te pido que la honestidad te guie, que nunca te apartes de Dios y que hagas todo lo posible por ser una buena persona, porque las buenas personas siempre son felices.
te amo.

1 Comments:

Anonymous maximiliano said...

tampoco yo puedo decir las cosas sobre todo cuando son importantes, la verdad es q me tupo y ya sabes.
yo te quiero tambien mas q la xuxa y aunq me haya licenciado no dejo de ser cabro chico, eso lo tengo asumido, por eso necesito tambien de tu apoyo. gracias por lo dicho, dame animo para el 18 y 19-!

3:50 PM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home