terça-feira, março 13, 2007

Y la cosa es más o menos así

Desde que uno nace hasta los primero años de tu vida, el primer afecto que conoces es el de tu familia, el cual es incondicional y aunque tu no lo elijas, es el amor más grande de todos, por lo menos en mi caso que me tocó una familia maravillosa. Luego vas creciendo y junto con eso tu capacidad selectiva también, ya que empiezas a rodearte de más gente, pues empiezas a ir al jardín y luego al colegio, donde conoces una amplia gama de extrañas personas con distintas costumbres a las tuyas. La mayoría de ellos no saludan de beso en al boca a su familia, tratan de usted a sus papás y les da vergüenzaa cantar y bailar en la calle, así es que te vas juntando con los que son más o menos de tu misma calaña, con los que te vas sintiendo más cómodo.
Así van pasando los años y algunas amistades siguen (he ahi el ejemplo de la chica) y otras se van dejando atrás, simplemente porque la gente cambia o tu mismo pierdes un poquito del niño buena onda que eras y las cosas se empiezan a complicar, que el cahuin y toda la cosa rara.
El colegio pasa a ser algo así como un pasatiempo obligado, donde vas a conversar, y conocer gente. Hasta que llega esa cosa de la pubertad y las hormonas te suben al techo exterior de la galaxia suburbana sideral y quedá la pura cagá. Te empiezas a fijar en los cabros molestosos que te hacian la vida imposible, aquellos que te subian la falda, te tiraban proyectiles y no se bañaban despues de jugar a la pelota. Y claro ellos no se dan por aludidos, como si eso de q los hombres maduran despues fuera una excusa valida, uno como tonta detrás de ellos y ellos jugando a los tazos y no se a que otro juego demoniaco.
Pero más la cagá queda cuando tu también les empiezas a gustar, ahí te peleas con la mitad de tus amigas, porque claro, desde chicos les gusta todo lo que se mueva y no distinguen si es tu hermana, tu prima o tu amiga...que va! Pololeas por primeras vez y terminas por primera vez, juras por primera vez que no te va a volver a pasar y te pones a carretear, hasta que en ese carrete concoes a otro y así la bola de nieve va creciendo.
Después "maduras" un poquito más y pasa lo peor del mundo, te enamoras!!! pero de verdad lo haces, es decir, pasas por las tres etapas
1.- lo conoces y dejas de ser persona
2.- lo conoces mejor y te empieza a gustar incluso despues que juega a la pelota con sus amigos
3.- vas a verlo a jugar a la pelota y eres la mujer mas feliz del mundo aunque un pedazo de plastico redondo esté tomando el lugar que te pertenece.
Y pasa el tiempo y entregas todo y crees que es la mejor persona, las más honesta y derrepente todo se derrumba, resultó ser peor que tus compañeros que jugaban a los tazos y ya no te cambian por una pelota, te cambian por otra de tu misma especie, más nueva y punto.
Ahí si que sufres, todo mal, tus amigas te sacan a pasear, te la carreteas toda, sales a bailar, conoces mil perfidos más pero nunguno es él, ninguno tiene sus cara ni sus gestos y eso te molesta.
Hasta que lo concoes a él... a quien estuvo tanto tiempo ahí y nunca te imaginaste que iba a llegar para hacerte feliz y no te molesta en lo absoluto que no sea el anterior, todo lo contrario, eso es lo que más te gusta. LLega y todo es lindo denuevo, la vida es menos pésima y sientes que recobraste la capacidad de volver a enamorarte y así caminan de la mano por esa calle laaarga que esperas no se termine nunca, porq quieres avanzar con él por mucho tiempo más.



acaso se nota que te quiero?

3 Comments:

Anonymous Anônimo said...

te kiero tanto taaanto amor!! y soy muy feliz al saber k tengo a una mujer increible a mi "lado"(km)y k no pienso dejar ir! jajajajaa....

always yours...

2:10 PM  
Anonymous karen said...

asi es la vida no mas!!

lo bueno es que lo bueno siempre se recuerda mas que lo malo.

4:19 PM  
Anonymous karen said...

Qué triste se oye la lluvia
en los techos de cartón;
qué triste vive mi gente
en las casas de cartón.

Viene bajando el obrero
casi arrastrando los pasos
por el peso del sufrir;
mira que mucho es sufrir,
mira que pesa el sufrir.

Arriba deja a la mujer preñada,
abajo está la ciudad
y se pierde en su maraña.
Hoy es lo mismo que ayer;
es su vida sin mañana.

Ay, cae la lluvia
viene el sufrimiento,
pero si la lluvia pasa,
¿cuando pasa el sufrimiento?
¿Cuándo viene la esperanza?

Niños color de mi tierra
con sus mismas cicatrices,
millonarios de lombrices.
Por eso qué triste viven los niños
en las casas de cartón.
Qué alegres viven los perros,
casa del explotador.

Usted no lo va a creer,
pero hay escuelas de perros
y les dan educación
pa' que no muerdan los diarios.
Pero el patrón
hace años, muchos años
que está mordiendo al obrero.

Qué triste se oye la lluvia
en las casas de cartón,
qué lejos pasa la esperanza
de los techos de cartón.

ayer vi una película, cuya canción principal era esta. No te da pena!! es de lo mas linda!!! la película se llama voces inocentes, no se si te hable de ella pero yo la ame. te la recomiendo, actua leonor varela, que la verdad es q no actua por q le sale pesimo; pero salvo por ese detalle minimo la pelicula es hermosa.

4:28 PM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home