quarta-feira, abril 11, 2007

¿Dónde está?

Permanezco en la prosperidad de tu vientre,
ahí me duermo inconciente, feliz;
porque tu dolor amainó mi llanto
Violeta de oro melódico.

Permanezco con los ojos cerrados
y nado con las manos despiertas
búscando todos los días
el tesoro que guardó tu inspiración.

Permanezco en un equilibrio peligrante
mientras tu desestabilidad se alimente de la mía
y esa fuente infinita de ideas sigue escondida;
muéstramela sólo una vez prometo no abusar de ella.

Comparte el legado, no lo ocultes en arpilleras,
las notas musicales se enredan en las lanas
y los versos se hunden en los géneros:
relincha una vez más y regálame tu arte.

4 Comments:

Blogger Jonathan said...

Me encantan La Carta, y Arauco tiene una Pena, y un monton de otras. Belleza desgarrante.
Un abrazo,

11:05 PM  
Blogger george kings said...

Cada vez que mi abuela, con ese sentido un tanto arribista de algunas personas de su generación (por no decir viejas arribistas), hace nombrar una y otra vez su herencia de sangre española... aún cuando de española no tiene sino una utópica manera de apreciarse en otro nivel social. Bueno cada vez que mi abuela nombra a Lola Flores o algún otro artista que sin menospreciar, porque arte es arte y nada más, nunca me ha causado tanto interés recorrer. Incluso al señor Gardel logro respetarlo, pero eso es por parte de mi abuelo. Cada vez que mi abuela hace eso... le menciono a Violeta, entonces es cuando mi abuela comprende que sin ir muy lejos, de hecho basta con ir hasta el equipo de música y poner alguna grabación de la doña, de la sabia, de Violeta Parra, para caer en la cuenta que estamos en lo mío, tuyo, nuestro y de ellos... de mi abuela también. Porque apreciando la belleza en la tristeza, en la melancolía convertida en humanoide, en mi color de piel, en el olor a tierra... a mi tierra... a patria... a nación y constitución. ahi esta la doña. la llevamos en la sangre aún más que nuestros propios apellidos, y el adn de mis viejos que no son muy viejos pero les digo así por carño (a diferencia del vieja de la primera parte)... comprendemos que el sólo hecho de decir Violeta Parra es suficiente para inclinarnos y callar. Amén.

2:53 AM  
Anonymous Anônimo said...

las notas musicales se enredan en las lanas!!!!!?? pero si no juega con lanitas, sino q con sombras

5:07 PM  
Anonymous Anônimo said...

antes fui yo

karen gabriela mena avilés!!!

5:07 PM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home