quarta-feira, maio 16, 2007

Un Long Dimanche de Fiançailles



La primera vez la vi poco antes del final, sólo eso me bastó para amarla, adorarla y querer verla de nuevo y completa. Es que creo que el cine francés tiene ese algo que le hace falta a la mayoría del cine, sobretodo al chileno. Hace falta ver cualquier película nacional para darte cuenta que somos unos chulos, chabacanos sin sentido alguno del romanticismo.

Ver esta película te hace pensar que tal vez, en algún lugar del mundo los hombres piensan con el corazón y que si te esfuerzas lo puedes encontrar. Es que la historia es demasiado hermosa, demasiado llena de amor y sobretodo plagada de un romance exquisito.

Tal vez sea sólo una película, pero si Mathilde pudo encontrar a su amor después de la guerra, desmemoriado y todo, porqué para uno no va a ser igual? Moraleja: ser perseverante, tener fe, creer que el amor existe y obvio; irse a Francia. Jajaja



Bsos robokk

2 Comments:

Anonymous Anônimo said...

NO HE VISTO ESA PELÍCULA, PERO SIN DUDA ESTOY DE ACUERDO CON QUE HAY QUE IRSE A FRANCIA!!! SIIIIIII!!!!

AUNQ EL HOMBRE QUE TIENEN DE PRESIDENTE NO ME AGRADA PARA NADA!!!



KAREN

6:19 PM  
Blogger juanito said...

=)

es muy buena pelikula..el cine frances simplemente la lleva kon el tema del romanticismo...

te adoro novia mia! un besote!!!!

12:43 AM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home